miércoles, 26 de agosto de 2015

El tiovivo y el oso

 
 
Hace bastantes años me encargaron el retrato de un niño muy guapo por cierto y los clientes, sus padres,  me dieron total libertad para trabajar el fondo y el ambiente como me pareciera. Era una época en la trabajaba con una técnica mixta de acrílico y de óleo. Comenzaba con manchas en acrílico (creado con pigmentos y resina blumeplast en el estudio) casi acuareladas y continuaba trabajando entonces con el óleo.
En este caso pensé que la imagen del tiovivo sería perfecta para este retrato con el formato que me habían pedido. La verdad es que quedaron muy contentos con el resultado. Y a él le encantó que retratara también a su oso...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada