domingo, 13 de agosto de 2017

Una space opera





¿Qué es eso de space opera? Bueno yo tampoco lo sabía hasta que un amigo me propuso hacer la portada del libro que acababa de escribir. Este género es un tipo de literatura de ciencia ficción en el que se narran las aventuras y relaciones de varios personajes en un contexto espacial. Creo que este libro reúne todos los temas para hacerla muy interesante e inquietante, unos ataques de personajes misteriosos y con una tecnología extraordinaria, una enfermedad genética que ataca a algunas mujeres, investigaciones en rejuvenecimiento neuronal... se nota por cierto que Juanma es médico. La clave para hacer la portada, lo opuesto a lo que suelo trabajar, una atmósfera oscura, inquietante y misteriosa. Os puedo decir que disfruté muchísimo y al mismo tiempo me obsesioné un poco. Hice muchas pruebas y al final me salió esta imagen que creo que cumplió con el objetivo: una imagen sugerente, no descriptiva o narrativa de lo que vamos a encontrar en el libro. Que invite a querer saber  lo que hay tras la portada. Lo que más trabajo me costó fue la nave espacial. Quería que se notara que lo era pero casi convertida en hueso o piedra después de que la "cosa" lo retorciera.
Le tengo que agradecer a Juanma que me invitara a explorar "mi lado oscuro"



De nuevo aquí


De nuevo retomo este espacio... después de un tiempo que ya iba siendo largo. Lo hago con la última acuarela, que terminé ayer, casi húmeda aún, je,je. Os cuento un poco el proceso...Buscando fotos de retratos con los que trabajar con mis alumnas/os (este año el trabajo de investigación para ellas/os ha sido sobre todo en torno al retrato) encontré en internet una fotografía que me recordó mucho un cuadro maravilloso e inquietante que tuve la suerte de ver en Palermo, la Virgen de la Anunciación de Antonello de Messina. Me parece muy sugestiva la manera en la que el pintor es capaz de expresar un momento de escucha de una voz que puede ser interior, exterior o proveniente de las palabras del libro que está leyendo. En definitiva un proceso mental. A partir de esa fotografía comencé a pintar un rostro con acuarela sin dibujo previo. Eso hace que las incorrecciones primeras no las pueda corregir apenas pero creo que me permite trabajar con unas manchas frescas y espontáneas. Los ojos están casi cerrados sólo se aprecia levemente el iris, con la intención que la mirada no parezca fija en nada, puesto que el acto principal es escuchar.
Os dejo la imagen del cuadro del que os he hablado.




viernes, 30 de octubre de 2015

Manos que...


Y éste es el cartel del congreso. Mi idea es mostrar unas manos que crean, señalan, cuidan, transforman como símbolo de las acciones que están relacionadas con los contenidos del congreso y el concepto de recuperación a través de las humanidades y del arte.

http://www.ihhcsevilla2016.es/

Arte y humanidades para...


Uno de mis últimos trabajos del verano ha sido diseñar el logo y el cartel de este congreso internacional que se celebrará en Sevilla el año próximo. Ha sido un trabajo muy interesante en el que he disfrutado mucho aunque también ha sido un reto porque he utilizado por vez primera el programa Ilustrator. Alucinante pero complicado para principiantes como yo en la ilustración digital. Me queda muuuuucho por aprender pero estoy contenta con el resultado de este logo después de los días eternos aguantando los cuelgues de mi ordenador por el peso de la imagen.
 
Después de barajar varias posibilidades me quedé con esta metáfora de tener el corazón en la cabeza. Intente de primeras no recurrir a la típica imagen de un cerebro como centro de lo psicológico y científico. Mi cabeza tiene rostro, corazón, conexiones. Creo que ilustra bien el carácter multidisciplinar de este interesante congreso. Espero que os guste. 

Paraíso



Una tarde de verano en un huerto frondoso y juegos infantiles. Un pequeño paraíso.  

El jardín y los libros



Paraíso desnudo e inocente. Y las fuentes de placer de papel

miércoles, 21 de octubre de 2015

arte para gritar, arte para elaborar, arte para no olvidar, arte para la dignidad



 Cuando nos preguntamos sobre la función e intención de las manifestaciones artísticas podemos elucubrar y crear muchos discursos sobre ello. Cuando estaba en la facultad recuerdo que uno de los debates que aparecía a menudo entre los estudiantes era si el arte, el artista debe estar comprometido con la denuncia, con la lucha, con la transformación social. Lo que tengo claro en la actualidad es que las manifestaciones artísticas tienen un valor incalculable como elaboración de lo que vivimos, de lo que pensamos, de lo que nos hace sufrir y también disfrutar no solo como protagonistas de nuestro mundo cercano sino también como habitantes de un mundo amplio y diverso. Me gusta pensar que el arte es valiosísimo en  procesos personales y colectivos de recuperación. Creo que ha sido así desde siempre. Y que el arte es más  trascendental cuando surge como necesidad.
Hace unos años tuvimos la suerte de conocer a Maritze Trigo y a Orlando Naranjo representantes de la Asociación de Familiares de las Víctimas de Trujillo-Valle en Colombia. Estuvieron en España para recoger el premio de Derechos Humanos de Siero, Asturias. Los paramilitares y narcotraficantes asolan la región de Trujillo desde 1986 con ejecuciones, torturas y desapariciones forzosas. Pudimos conocerlos en la visita que realizaron a Sevilla para reunirse con asociaciones (como Acción Verapaz, a la que pertenezco) y comunidades religiosas. Maritze repetía ante la descripción horrible de los hechos que  «en medio de esta crueldad hemos mantenido la esperanza».
 Os pido que veáis estos vídeos. Son el testimonio documental de un proceso artístico por, para y con las comunidades víctimas de esta situación. Como dicen en un momento del documental, un proceso sanador ante tanto duelo y tanto horror.